• CONTRA LA CRISIS, INOVACIÓN. FÓRMULAS PARA EL FUTURO EN LA ASAMBLEA ANUAL DE LA FUNDACIÓN EMPRESAS IQS
Miércoles, 20 Mayo, 2009
Temática: 
General

• Francisco Belil, CEO de Siemens en España y Suroeste de Europa, ofrece recetas para salir de la crisis en la asamblea anual de la Fundació Empreses IQS.

• España necesita más investigadores –tanto nacionales com extranjeros– y debe ser un país atractivo que les ofrezca las condiciones necesarias para desarrollar su trabajo.

• El IQS, un referente de institución universitaria preocupada por el I D.

 


Barcelona, 20 de mayo de 2009.- “Tenemos que invertir en innovación y sostenibilidad no a pesar de la crisis, sino precisamente por ella”, es lo que aconsejaba Francisco Belil, CEO de Siemens en España y Suroeste de Europa [ info], ante los miembros de la Fundació Empreses IQS, que ayer celebraba su asamblea anual.

Belil señaló que "la innovación es, más que nunca, la clave fundamental para la competitividad". Las personas, su talento alcanzan ahora la máxima importancia, pues son la clave para innovar y ofrecer una alternativa mejor al camino ya conocido: “Debemos apostar por la creatividad, por la búsqueda permanente de nuevas respuestas y estas respuestas que nos han de llevar hacia el futuro deseado no se encuentran necesariamente siguiendo el camino más fácil. Hay que ser capaces de romper con lo establecido. La capacidad creativa de las personas depende no sólo de sus cualidades, sino del fomento de las mismas, de las oportunidades que les den las organizaciones para su desarrollo”.

El consejero delegado de Siemens destacó que se necesitan más investigadores –tanto nacionales como extranjeros- y España debe convertirse en un país atractivo que ofrezca las condiciones necesarias para desarrollar su trabajo: “Para consolidar nuestro crecimiento económico basado en la innovación y el desarrollo tecnológico es fundamental contar con centros tecnológicos –públicos y privados– que dispongan de un capital humano cualificado que haya interiorizado la cultura de la innovación”.

Por ello Belil reiteró a los asistentes un esfuerzo para construir juntos un futuro “puesto que se trata de una responsabilidad de todos y la única manera de lograrlo es que todos los implicados en el proceso -centros de investigación, universidades, empresas y administraciones públicas- trabajemos juntos”.

En tal sentido Belil recordó que el IQS desempeñará un papel clave: “ha de seguir en la línea de trabajo de I D que ha mantenido hasta ahora e incluso intensificarla”, afirmaba refiriéndose a la intervención que minutos antes había realizado el Dr. Enric Julià, director general del IQS. Julià, aparte de exponer los retos académicos del IQS ante el Plan Bolonia y las nuevas ofertas de másteres, así como el nuevo edificio de la Facultat d’Economia [ info], incidió en la importancia del área de investigación del IQS. Un área que tiene unos ingresos de 4 millones de euros en proyectos de I D, lo que representa el 23% del pressupuesto del IQS; una plantilla de 62 investigadores y una inversión en equipamientos, que, en los tres últimos años, se eleva a 3,3 millones de euros. [ info]

El consejero delegado de Siemens también subrayó que además de la innovación, es fundamental apostar por la sostenibilidad, no sólo desde el punto de vista económico, sino también social y medioambiental: “Debemos trabajar para garantizar el futuro y asegurarnos que el mundo que dejamos a nuestros hijos sea, como mínimo, igual que el que nosotros nos encontramos”.

Este compromiso con la sostenibilidad requiere una importante inversión en nuevas tecnologías e infraestructuras limpias que preserven los recursos naturales y garanticen la protección del entorno no a pesar de la crisis, sino precisamente por su existencia. En este sentido, el CEO de Siemens en España ha señalado que hay importantes mercados con grandes ratios de crecimiento en estos campos: “Muchas de estas tecnologías se autofinancian gracias a los ahorros que generan ya que reducen el consumo energético y las emisiones asociadas. No podemos pararnos por la crisis, tenemos que aprovecharla para hacer los deberes pendientes y mejorar nuestra competitividad”.

La asamblea finalizó con la entrega de diplomas a los nuevos miembros de la Fundació Empreses IQS por parte de su presidente José Arcas. Este año cuatro nuevas empresas se han sumado a la Fundació Empreses IQS: Solidworks, Croda Ibérica, Biometa Tecnología y Sistemas y Brenntag Química, S.A.

Sobre el IQS y la Fundació Empreses IQS
El IQS es uno de los centros universitarios con mayor prestigio dentro del panorama académico y científico nacional e internacional. Con 102 años de experiencia docente, el IQS es una institución de referencia en la comunidad académica española y una de las principales escuelas del país.

Desde su integración en la Universitat Ramon Llull en 1990, de la que es miembro fundador, el IQS ha experimentado una fuerte transformación: de ser un centro monofacultativo en torno a la Química, hoy incorpora la Facultad de Economía, los estudios de Administración y Dirección de Empresas, así como los de Ingeniería Industrial en su versión generalista.

A través de la sociedad promotora de Enlace Industria-Universidad (PEINUSA), el IQS mantiene un estrecho contacto con los servicios de I D i del entramado empresarial del país.

La Fundació Empreses IQS tiene tras de sí 50 años de lobby industrial y el IQS más de 100 años de docencia universitaria. Es el primer ejemplo de estas características de nuestro país. La Fundación Empresas IQS se anticipa en 25 años a la creación de los Consejos Sociales de las universidades españolas de 1983 con la aprobación de LRU.

La Fundación hoy la integran un centenar de entidades, que incluyen grupos empresariales, fundaciones y empresas, nacionales e internacionales: 50 pertenecen a la industria química, 13 a la farmacéutica, 8 a la alimentaria, 7 a la fabricación de productos para la construcción, 6 a producción y distribución de energía eléctrica, gas y agua, 7 fundaciones y el resto se distribuye entre empresas de fabricación de instrumental (4), material eléctrico (3), entidades financieras (3), automoción (1), papelera (1) y otros. A su alrededor, pivotan 151.761 lugares de trabajo y una cifra de negocio que ronda los 160.000 M€.

Sobre Siemens
Siemens es una empresa mundial líder en electrónica e ingeniería eléctrica, que opera en los sectores industrial, energético y de salud. Desde hace más de 160 años, Siemens ha apostado por la innovación y la calidad, y hoy está presente en más de 190 países con 430.000 empleados. En el ejercicio 2008, Siemens obtuvo una facturación de 77.400 millones de euros.

La compañía se ha reorganizado en 17 clusters a nivel mundial. España pertenece al del Suroeste de Europa, con una facturación de €12.000 millones y 30.000 empleados. Francisco Belil, Consejero Delegado de Siemens en España, ha sido nombrado, asimismo, CEO de este cluster que incluye Albania, Andorra, Bélgica, Chipre, España, Francia, Grecia, Italia, Liechtenstein, Luxemburgo, FYOM, Malta, Mónaco, Portugal y Suiza.

En España, el Grupo Siemens cuenta con más de 4.000 empleados que operan en las áreas de industria, energía, salud, sistemas de información y servicios financieros. Durante el ejercicio fiscal 2008 obtuvo unas ventas cercanas a los 2.600 millones de euros.