• LLUÍS VICTORI I COMPANYS RECIBE EL PREMIO JAUME VICENS VIVES
Lunes, 21 Septiembre, 2009
Temática: 
General
  • En reconocimiento a la calidad docente de sus 40 años de profesor universitario en el IQS
  • Tras la faceta de profesor se esconde un experto en energía: pionero en el estudio de las pilas de combustible de hidrógeno, consultor internacional sobre limpiezas químicas dentro la industria nuclear y "alquimista" de los residuos nucleares.

Barcelona, 21 de septiembre de 2009.- La Generalitat de Catalunya ha otorgado uno de los Premios Jaume Vicens Vives 2009, que tienen como finalidad promover la excelencia en la docencia universitaria, al Dr. Lluís Victori i Companys, SJ, del IQS, por la pedagogía aplicada en las clases magistrales y prácticas para la enseñanza de la química superior, en la que destaca la experimentación en el laboratorio, la estrecha relación entre el profesorado y los estudiantes y el fomento del espíritu crítico y la reflexión. El Dr. Lluís Victori i Companys ha sido profesor del IQS desde el año 1961 hasta su jubilación en el mes de junio de 2005 y actualmente es el Presidente del Patronato de la Fundación IQS. [ info]

Los premios consisten en 10 distinciones, cada una dotada con 20.000 euros, a profesores universitarios y grupos de trabajo. El importe de las distinciones, que se establecieron en 1996, se debe destinar a proyectos de innovación o de mejora docente.

Los galardones fueron entregados el pasado viernes, en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), en el transcurso del acto de inauguración oficial del curso académico 2009/2010 del sistema universitario catalán, presidida por el presidente de la Generalitat, José Montilla, la rectora, Imma Tubella, el conseller de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, y el presidente del Consejo de la Fundación para la Universitat Oberta de Catalunya, Josep Vilarasau. El acto ha contado con la presencia de los rectores y rectoras de las universidades catalanas y con la intervención musical de Maria del Mar Bonet. Los actos se han iniciado con la presentación de la memoria de los 15 años de la UOC a cargo del secretario general y vicerrector de Tecnología, Llorenç Valverde, y la lección inaugural a cargo del filósofo y profesor Mustapha Cherif, director de los Estudios Árabes e Islámicos de la UOC.

Profesor de las asignaturas “Química Inorgánica” y “Corrosión de metales”
Nacido el 14 de mayo de 1935 en Barcelona, el Dr. Victori es miembro de la Compañía de Jesús desde 1955. Está licenciado en Filosofía Eclesiástica (1961) y Ciencias Químicas (1964) por la Universitat de Barcelona; en Teología (1968) por la Facultad de Teología de Catalunya y es Doctor en Ciencias Químicas (1971) por la Universidad Complutense de Madrid. Desde 1961 ha impartido clases en el Instituto Químico de Sarrià hasta llegar a ser jefe del Departamento de Química Analítica (del 1980 al 2005) y profesor emérito. Hoy en día ostenta los cargos de presidente del Patronato del IQS y vicepresidente del Patronato de la URL.

Fiel seguidor de la tradición del IQS su docencia de clases magistrales y prácticas sólo se puede entender en las tres claves de persona, ciencia y enseñanza aplicada. “Traía metales -trozos de instalaciones echadas a perder, piezas atacadas- y el alumno debía tocar y opinar. Era el único profesor que lo hacía”, evoca el Prof. Dr. Jordi Abellà, Jefe del Departamento de Química Analítica del IQS. “Durante los tres primeros días –añade- se aprendía de memoria nombres y apellidos de todos los alumnos. Así fomentaba eficazmente la participación del alumno y hacía la pregunta directa con nombres y apellidos si alguien se escabullía. La sensación de control se veía contrarrestada por el entusiasmo o el silencio que reinaba en el aula. Incitaba siempre a ejercer el espíritu crítico y a expresar y a verbalizar la reflexión más adecuada.”

Junto a la docencia, ha sido un profesor con una gran afición al fútbol –el árbitro obligado de todos los partidos de fútbol del Químico– y, en especial, un gran forofo del Barça.

Dos otros filtros marcan su compromiso con la comunidad y la cultura del país: por un lado, su tarea pastoral y, por el otro, su proyección cultural como se puede ver en los libros que escriben su historia y sus personalidades de los más de cien años del IQS y en su traducción con Josep M. Llinàs y su introducción y notas dentro los Clásicos de la Química, como por ejemplo La relación entre las propiedades de los elementos y su peso atómico de Dmitri Ivànovitx Mendeléiev, publicado por la Sociedad Catalana de Química del Institut d’Estudis Catalans en 2005, y también en 2008 La Regularidad periódica de los elementos químicos del mismo autor y dentro del mismo sello editorial.

Cuatro décadas de magisterio
de un experto internacional en energía

Durante su trayectoria profesional ha dirigido 20 tesis doctorales y más de un centenar de tesinas y ha publicado 2 libros y más de 40 artículos en revistas nacionales y extranjeras. Asimismo, ha colaborado en varios proyectos de investigación: asesor del Comité de Química de las Centrales Nucleares Españolas (1986-2005); responsable del proyecto de investigación sobre limpieza química de “fouling” de tubos de generador de vapor de las Centrales Nucleares Españolas (1994-1997); participante en proyectos europeos para el desarrollo de sistemas ADS para la eliminación de residuos nucleares (1997-2005) y Senior asistente en temas de corrosión (2005).

Pionero en el estudio de las pilas de combustible de hidrógeno
Tras la faceta de profesor se esconde un experto en energía: el hilo conductor de su investigación ha sido siempre la energía, las aplicaciones energéticas más diversas. Hizo la tesis doctoral con uno de los máximos especialistas en los metales del grupo del platino –J. F. Llopis Marí– y fue pionero en el estudio de las pilas de combustible de hidrógeno, que tienen como reto principal identificar los catalizadores más eficientes y económicos para hacer reactivo el hidrógeno, capaz de generar agua para poder obtener energía eléctrica. Uno de los mejores es sin duda el platino, metal muy caro que por el precio tiene difícil aplicación.

El Dr. Victori conoce a fondo la naturaleza de estos metales y sobre todo su comportamiento electroquímico que marcó su investigación inicial, que hoy vuelve a tener gran actualidad como fuente de energía alternativa.

Consultor internacional sobre aspectos químicos dentro de la industria nuclear
Posteriormente ejerció de consultor internacional en un importante proyecto de transferencia de tecnología destinada a la realización de limpiezas químicas dentro de la industria nuclear, en la que su expertizaje fue decisivo para evaluar la problemática y su dictamen fue clave para la implementación de la solución definitiva aplicada.

"Alquimista" de los residuos nucleares
Finalmente, su prestigio lo llevó a trabajar en el proyecto TECLA dentro del V Programa Marco de la UE 2000-2003 y en el proyecto EUROTRANS dentro del VI Programa Marco de la UE 2004-2009 para atenuar la problemática de los residuos radiactivos que dejan las centrales y que es uno de los problemas más graves que presenta actualmente la industria nuclear. En este programa participan todos los países europeos, Rusia y los Estados Unidos. Entre otros, ha trabajado en contacto con CIEMAT de Madrid, con FZK -uno de los institutos mayores de investigación de Alemania- y CEA, de Francia. Entre los retos en juego destacan conseguir la eliminación o la reducción de la peligrosidad de los residuos nucleares y acortar la escala del tiempo, que supondría pasar de la escala de miles de años a la escala de cientos de años.

Dentro esta problemática, hasta ahora ha prevalecido la opción de almacenar los residuos nucleares en una estructura geológica estable hasta que sean inertes al cabo de miles de años. Como alternativa, surge el proyecto de aprovechar estos residuos con un doble objetivo: como fuente de una nueva energía y como forma de reducir la toxicidad. La UE ha optado por investigar diferentes procesos que permitan, por un lado, separar los elementos más o menos tóxicos, más o menos activos, y, por otro, transmutarlos en otros elementos más inertes.

Este estudio se hace con reactores que funcionan con metales fundidos, de plomo y aleaciones del plomo. En este contexto, el estudio de la química del oxígeno con el plomo se encuentra en la base de la transmutación de los elementos que integran los residuos nucleares. La investigación iniciada por el Dr. Victori ha facilitado el desarrollo de un sensor que permite determinar el comportamiento del oxígeno en el plomo, con el objetivo de proporcionar en un futuro los datos suficientes a los ingenieros que están diseñando un reactor de demostración. Este reactor será fruto de los estudios que están ofreciendo las bases de las nuevas tecnologías que deben servir para la eliminación gradual e inteligente de los residuos nucleares.

La contribución del Dr. Victori se sitúa, pues, en el vértice más alto de la investigación y orienta con fuerza el futuro de la energía del planeta, visualizada en el futuro que los espera a los residuos nucleares. Es más, en su personalidad se alía el pedagogo, la visión genuina del hombre comprometido con su tiempo y con la ciencia de su tiempo y en él se actualiza de alguna manera –por decirlo poéticamente- la figura del antiguo "alquimista": todo lo que investiga se convierte en oro, en medio científico, en medio divino; su entorno irradia la atmósfera creadora del espíritu investigador del hombre contemporáneo.