• Entrevista a Carlos Bel
Lunes, 16 Diciembre, 2019
IQS Tech Transfer

 

Director de RRHH y Servicios generales del centro universitario IQS
Carlos Bel, Director de RRHH y Servicios generales del centro universitario IQS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




 

¿Quién es Carlos Bel?

Estudié Derecho y a continuación un Máster en RRHH. Llevo veinte años dedicándome al ámbito de los RRHH; los primeros seis años, como consultor de implantaciones de software de RRHH, y los últimos catorce en PwC, donde trabajé en proyectos de consultoría de RRHH y auditorías organizativas y de gestión. Los últimos tres años en PwC, acompañé esta faceta de consultor con las figura de Responsable de RRHH de PwC Cataluña.

¿Por qué decides aterrizar en un centro como IQS?

IQS buscaba un Director de RRHH y pensé que después de veinte años en el mundo de la consultoría, era momento de cambiar… y donde mejor que en una institución del prestigio de IQS. Además, en mi última etapa en PwC, me había acercado a las universidades, dando numerosas charlas a los estudiantes para orientarles en su incorporación al mundo laboral, hablando del talento que buscan ahora las empresas, de cómo enfocar una entrevista de trabajo, etc. Así, de alguna manera, me sentí atraído por el mundo académico y universitario, y consideré que en IQS podía aportar todo aquello que había aprendido en los veinte años de experiencia como consultor.

¿Qué retos afrontas aquí?

El centro universitario ha crecido mucho, en número de personas y en complejidad, y necesita de un acompañamiento intenso de este crecimiento desde RRHH. Con las bases que ya existen, el reto personal es impulsar el ámbito de RRHH y situarlo en el mismo nivel de excelencia que siempre ha caracterizado todo lo que rodea a IQS.

Podríamos decir que los principales retos tienen mucho que ver con el talento, visto desde diferentes ángulos.

El primero, es identificar el talento interno, para adecuar cada persona al lugar más adecuado, teniendo en cuenta las necesidades cambiantes de la organización. De esta manera, los profesionales sienten que están aportando valor a la institución y que su carrera profesional no pierde valor, al contrario, gana en empleabilidad.

Otro aspecto tiene que ver con  la captación de talento. No es sencillo encontrar el talento que se necesita en una institución como IQS: se debe considerar aspectos como los méritos académicos y de investigación, las habilidades personales y relacionales y la capacidad de gestión. A esto, debemos añadirle un excelente nivel de idiomas y una alta sensibilidad ínter-cultural, para adecuares a la creciente internacionalización y diversidad de nuestros estudiantes.

Así que, como organización, debemos ser atractivos, tener el talento interno bien estructurado y darnos a conocer para ser capaces de captar el talento externo.

El último reto es la retención del talento interno que ya se tiene en casa. De mi experiencia, para conseguir no perder los mejores profesionales, hay que trabajar en los siguientes aspectos: una buena política retributiva, con salarios adecuados; garantizar unas buenas condiciones de trabajo (equipamientos, horarios, facilidades a los empleados, etc.); facilitar un plan de formación continuada; y, finalmente, poner en valor todo aquello que tiene que ver con lo que se puede recoger dentro del concepto de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), como la ética, el prestigio de trabajar en una institución como IQS o el retorno hacia la sociedad de nuestras actividades de investigación.

¿Y cuál es la fórmula final para poder captar talento investigador?

Aunque en IQS sabemos mucho de fórmulas, no tenemos ninguna fórmula magistral. En cualquier caso, actualmente estamos implementando en todos nuestros procesos la Estrategia de Recursos Humanos para Investigadores (HR Strategy for Researchers), incorporando los principios de la Carta Europea del Investigador y el Código de conducta para la contratación de investigadores en la actividad diaria del centro.

Por lo que se refiere al proceso de selección y a la captación de talento de investigadores, se aplican los principios OTM (Open, Transparent and Merit-based) de la Carta Europea del Investigador, de forma que cualquier investigador, sea nacional o extranjero, encuentre las mismas reglas de juego que en el resto de la UE. Si a esto le sumamos el prestigio y la historia de IQS, y el hecho de encontrarnos en Barcelona, con el poder de atracción que esto comporta per se, ya teneos unos buenos ingredientes con el fin de atraer talento.

Y a nivel organizativo, ¿qué papel crees que debe jugar RRHH?

Como no se puede pretender que RRHH lo sepa todo de todos, es muy importante la involucración de los líderes de los diferentes equipos para gestionarlos. En este sentido, RRHH debe facilitar políticas comunes y homogéneas, que a la vez permitan que cada grupo desarrolle sus tareas de la forma más eficiente posible.

Con el fin de acompañar este proceso, desde RRHH hay que potenciar entre los líderes de los equipos competencias individuales como la iniciativa, la cultura innovadora, el liderazgo, la flexibilidad mental o habilidades comunicativas entre otras.

Como conclusión, pienso que RRHH debe garantizar que todo el sistema esté equilibrado. Si pienso en el Personal Docente e Investigador (PDI), es muy importante que estén equilibradas sus tareas principales: docencia, investigación, transferencia tecnológica y gestión. Y esto requiere que los responsables de los diferentes equipos compartan una misma visión, que sumada a la foto global que puede obtener RRHH de cada profesional, debe permitir garantizar este equilibrio en las cargas de los equipos de trabajo.